Cuidado del adulto mayor debe reforzarse contra el covid-19

Tomado de El Comercio

 

A las consultas del doctor Santiago Carrasco, especialista en medicina interna, han llegado pacientes con dudas sobre el covid-19. ¿Los adultos mayores con patologías son los más afectados? Eso le preguntan con frecuencia. Él responde que la edad y males como la hipertensión o cardiopatías son dos factores de riesgo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que las personas que superan los 65 años y tienen comorbilidades (enfermedades) cardíacas, respiratorias, hipertensión o diabetes “están en el grupo con mayor peligro frente al coronavirus”. Incluso, la mortalidad es más alta. De 44 672 infectados y que fueron estudiados, el 14,8% supera los 80 años. Es decir, 13 puntos porcentuales más que alguien menor de 50 años y que falleció con este virus. Los datos constan en un estudio realizado por el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) de China, días atrás. En Ecuador, la primera de las fallecidas por covid-19 pertenece al grupo vulnerable. Se trata de la mujer de 71 años, primer caso en el territorio nacional. Para cuidar a este grupo poblacional vulnerable se anunció el sábado 14 de marzo del 2020 la prohibición de visitas en todos los centros geriátricos a escala nacional. Los males detallados anteriormente -explica Carrasco- debilitan el sistema inmunológico que trabaja más lento producto de la avanzada edad. “El organismo permite el paso de patógenos (que causan enfermedades) y pierde su capacidad de defensa ante los virus”. El médico Horacio Rodríguez, jefe de Geriatría del Hospital Metropolitano de Quito, comenta que la vulnerabilidad radica en la baja calidad de sus anticuerpos, que son los encargados de combatir los patógenos. En estas semanas, muchos familiares de sus pacientes le preguntan qué medidas adoptar en hogares. Él repite reforzar la higiene de manos, la alimentación saludable (frutas, verduras y hortalizas) y la hidratación (ocho vasos diarios, si no está contraindicado). Chequeos médicos y la toma de sus medicinas son vitales.

 

A estas acciones se suman la desinfección y la ventilación de espacios. Y no se aconseja acudir a eventos masivos, entre numerosas medidas. Estos protocolos ya se han adoptado, en especial, en centros gerontológicos. Leonor Preciado, de 69 años, y América Rodríguez, de 73, armaron en menos de seis minutos un rompecabezas con los pasos que se deben seguir para prevenir contagios. En cada pieza se representaba, por ejemplo, el lavado de manos con agua y jabón, el evitar contactos físicos en los saludos entre personas, bañarse, estornudar de forma correcta, consumir vitaminas, usar gel antiséptico, y otros. “Hay que hacer ejercicio para mantenerse sanita”, dijo América. Ellas participaron el martes pasado en una de las charlas de prevención que se ofreció en el Centro Maestros de Vida, en la Isla Trinitaria, en Guayaquil. Es uno de los 269 centros del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) que funcionan en territorio guayasense y fluminense. Tienen una cobertura de atención para 9 000 adultos mayores. En Ecuador hay 376 326 ciudadanos mayores de 65 años. Junto con Leonor y América recibieron la enseñanza otros 40 ancianos. Daisy Vivero, de 67 años, les recomendó a sus compañeros que cuando identifiquen a alguna persona con fiebre o gripe eviten los contactos físicos, así sean familiares o amigos cercanos. Rodolfo Baquerizo, coordinador zonal 8 del MIES, refirió que en estos sitios de acogida también se tiene una disponibilidad de kits de aseo. Incluyen, de ser necesario, la entrega de 10 000 mascarillas. Pero los centros de Los Ríos y Guayas estarán cerrados. También espacios como los 60 y Piquito, en Quito, para evitar ser espacios de aglomeración y de contagio del covid-19. Días atrás, el ministro del ramo, Iván Granda, visitó a ‘abuelos’ en Guayas y Los Ríos. En el patio del lugar de acogida La Victoria, ubicado en el centro de la urbe porteña, repitió medidas de cuidado a los 80 adultos mayores, de los cuales 12 eran habitantes de la calle. Ayer, 15 de marzo, el MIES informó que sí mantendrá activos los servicios residenciales para adultos mayores, donde se cumplirán estrictamente todos los protocolos de prevención. En Cuenca, el Municipio ha ubicado recomendaciones de la OMS en los dos centros Hogar de los Abuelos, que acogen a 80 personas. Allí, las enfermeras enseñan, a manera de ejercicios, el correcto lavado de manos y de cubrirse al toser. El personal de limpieza se ha concentrado en la desinfección de todos los espacios. Carmen Jara tiene 77 años y ha compartido la información que recibe allí con sus hijas. “Claro que estoy preocupada. Si me contagio no podré seguir en esta casa. Me encerrarían en la habitación”. Sandra Ortega es la doctora que asiste a los ancianos en uno de estos centros. Ella les ha comentado que la edad es un factor de riesgo porque sus defensas ya no funcionan igual que las de un joven. Por eso les pide cuidarse más. Tres veces al día les toman los signos vitales. A los familiares les piden no visitarlos agripados o si han estado en sitios de riesgo como hospitales. Prevención Una higiene adecuada de las manos, una alimentación sana e hidratación son importantes. Las vacunas antigripales deben colocarse periódicamente, pero con monitoreo de los médicos especialistas. El sistema inmunitario de un adulto mayor se vuelve más lento. Esto aumenta todo tipo de riesgos.

 

Leer Articulo Original

Comments

comments