Santana Experience by El Negro Acosta

Tomado de Teatro Nacional Sucre
 
Lugar: Teatro Nacional Sucre
 
Dirección: Flores y Manabí
 
Fecha: Febrero 1, 2020
 
Hora: 7:30 pm
 


 

 
Un concierto especial con las canciones más emblemáticas de Carlos Santana, interpretado por Ramiro “El Negro” Acosta, legendario músico e ingeniero de sonido quiteño que ha enriquecido la escena artística del país desde los años 60 hasta la actualidad. El repertorio incluirá clásicos como: Evil WaysGuajiraBlack Magic WomanGypsy Queen, entre otros. Este evento contará con la participación de los talentosos músicos: Miguel Zuñiga, Nicolás Cruz Aguirre, Luigi Bolaños, Mateo Jaramillo, Andrés Morales y Sebastián Salvador.
 
Santana Experience
 
El emblemático Festival de Arte y Música Woodstock (1969) se convirtió en el icono de una generación, cuyos ideales eran el pacifismo, el amor libre, la vida en comunas, el ecologismo y el amor por la música y las artes. En este sentido, este festival marcó un antes y un después, tanto por su relevancia musical como por el impacto social. En la vida cotidiana, los cambios posteriores al festival fueron perceptibles. El uso de prendas como la minifalda o el uso del pelo largo en los hombres fueron un reflejo de ello, pero también, el uso de anticonceptivos, el disfrute de la sexualidad y el consumo de drogas para experimentar la realidad desde otra perspectiva. Pero lo más importante fue su función unificadora: Woodstock representó el surgimiento de la juventud como un actor social definido, con voz y con capacidad de unirse. Así, en apenas cuestión de días, el mundo cambió para siempre: la juventud se hizo presente, levantó su voz y se unificó al unísono. Nadie, ni ellos mismos, imaginaron que el mundo ya no sería el mismo gracias a Woodstock. Gracias al rock. Gracias a una guitarra eléctrica como signo de protesta a los comportamientos bélicos de un gobierno (Jimmy Hendrix).
 
Algunos grupos que eran menos conocidos internacionalmente en esta época también acapararon los focos: el legendario Carlos Santana, entre otros, impulsó su carrera gracias a su actuación en Woodstock. “La razón por la que aún hablamos de este festival es por la pureza y la inocencia de los hippies”, recuerda Santana a sus 71 años. “Todo se hizo esperando algo diferente a la guerra de Vietnam, algo fuera de la jaula. Nosotros creíamos en el despertar de los jóvenes”.
A 50 años de este evento, que escandalizó a las autoridades, aún se habla de su legado, porque se le considera el más puro de los festivales de música. “No había complejos de superioridad. Era gente con hermandad”, evoca Santana. El jalisciense fue la misma prueba de esto, pues él era un desconocido cuando subió al escenario. Eran las dos de la tarde cuando ese chico de 22 años, que no tenía ningún disco publicado y que apenas lo conocían en bares de San Francisco, lanzó riffs precisos y casi mágicos, como en la canción “Soul Sacrifice”.

 


 

Comments

comments