fbpx

Expertos plantean acciones para proteger el Centro Histórico

Foto: La Hora

Tomado de La Hora

 

Sacar las sedes de la Presidencia y el Municipio del sector, endurecer las penas para los que atenten contra el patrimonio, establecer medidas específicas para hacer frente a las amenazas, mejorar la iluminación, instalar cámaras de seguridad y habitar el Casco Colonial son algunas acciones que se plantean para proteger este sector de las protestas y el vandalismo.
 
Tras señalar que “es importante  que volvamos a vernos como una ciudad, a retomar ese orgullo tradicional de ser quiteños, a trabajar en cada calle, en cada barrio, en cada parroquia, en cada zona para recuperar lo perdido, subsanar lo dañado, y cubrir con un manto de laboriosidad lo que brutalmente se quiso destruir”, el exalcalde Paco Moncayo, recomienda endurecer las sanciones contra quienes atenten dañen el patrimonio y coordinar con la Fiscalía una normativa para el uso exclusivo del Centro Histórico.
 
También considera que el Palacio de Gobierno debe convertirse en un museo nacional y la Presidencia operar en otro lugar de la ciudad. Esto porque operativamente ya no es un sitio donde se pueda trabajar. Ni siquiera hay lugar para colocar los vehículos.
 
Otras de las ideas es que se haga un rápido empoderamiento de la ciudad, que se fomente la defensa del sitio con gente que habite en el lugar. Para eso dice que se podría fomentar viviendas direccionadas a los jóvenes.
 
Moncayo, además, hace un llamado para recuperar la unidad en la ciudad. “Quiero invocar a mis hermanos quiteños, nacidos o no en nuestra bella capital a unirnos, superar nuestras diferencias, y juntar brazos y corazones para retomar la senda de esfuerzo y prosperidad  a fin de volver a ser, como fuimos  antes, una ciudad  referente entre las urbes de América y el mundo.
Más propuestas
 
EL DATO
El Centro Histórico cuenta con un Plan de Gestión de Riesgos frente a incendios, pero no está preparado frente a otras amenazas.
El exalcalde y empresario turístico, Roque Sevilla, dice que arremetidas como las registradas en los últimos días afectan tanto al panadero como al hotelero. Esto porque en ese sector se mueven entre 400.000 y 800.000 turistas al año.
 
Sevilla coincide en que las oficinas de la Presidencia y la Alcaldía deben salir del sector, pero aclara que los edificios deben conservarse para museos y actos protocolarios.
 

 

Comments

comments