fbpx

‘Apertura Hacia las Enseñanzas y la Música’

Tomado de Casa de la Cultura
 
Lugar: Casa de la Cultura
 
Dirección: Av. 6 de diciembre y Patria
 
Fecha: Octubre 1, 2019
 
Hora: 7:30 pm
 


 

La Casa de la Cultura Ecuatoriana, el Grupo Gurdjieff – Ecuador  y  la Fundación Cosmos Viviente, invitan a participar de la conferencia “Apertura Hacia las Enseñanzas y la Música” con George Ivanovich Gurdjieff, el martes 1 de octubre, a las 19h30, en la Sala Alfredo Pareja Diezcanseco, con entrada libre.
 
Durante la conferencia se presentará una charla introductoria a las ideas y enseñanza de George Ivánovich Gurdjeff conocida como el Cuarto Camino. Además se realizará la proyección de un pequeño video con imágenes de los movimientos y se interpretará al piano varias piezas musicales compuestas por el mismo Sr. Gurdjieff y Thomas de Hartmann.
 
Gurdjieff respetó las religiones tradicionales, las prácticas relacionadas con la transformación espiritual, y señaló que sus diferentes enfoques podían ser reunidos bajo una de tres categorías: el “Camino del faquir”, que se centra en el dominio del cuerpo físico; el “Camino del monje”, basado en la fe y el sentimiento religioso, y el “Camino del yogui”, que se concentra sobre el desarrollo de la mente.
 
Presentó su enseñanza como un “Cuarto Camino”, que requiere trabajar sobre los tres aspectos al mismo tiempo. En lugar de disciplina, fe o meditación, este camino lleva a despertar otra inteligencia, conocimiento y comprensión.
 
Gurdjieff nació en 1866 en la frontera de Rusia y Turquía, su educación de niño lo dejó con muchas preguntas sin contestar y, cuando aún era bastante joven, partió en busca de hombres que hubiesen alcanzado un completo conocimiento de la vida humana. Sus primeros viajes a lugares no identificados del Asia Central y del Medio Oriente duraron veinte años.
 
Luego comenzó a reunir alumnos en Moscú antes de la Primera Guerra Mundial, y continuó su trabajo con un pequeño grupo de seguidores mientras se desplazaba, durante el año de la revolución rusa por diferentes ciudades del Cáucaso, Constantinopla, Berlín y Londres hasta el Château du Prieuré, cerca de París, donde reabrió en mayor escala su Instituto para el Desarrollo Armónico del Hombre.
 
El resto de su vida pasó trabajando intensamente, principalmente con alumnos franceses en París, y murió en 1949, después de terminar los arreglos para la publicación en Nueva York y Londres, de su primera serie “Relatos de Belcebú a su Nieto”.
 
Leer Artículo Original

Comments

comments