fbpx

Se hace un estudio técnico del terreno de El Trébol; allí podría hacerse un parque de arupos

Por Andrea Rodriguez en El Comercio

 

Hace más de tres semanas se iniciaron varios trabajos para nivelar la superficie de un terreno localizado junto a El Trébol. Este espacio, que tiene una extensión de alrededor de una hectárea, se encuentra en el lado sur-oriental y en donde confluyen los buses del valle de Los Chillos y sur de la ciudad.

 

Justo en ese espacio, Rafael Lugo Naranjo, abogado y escritor quiteño, planteó hacer un bosque de arupos. La propuesta la hizo saber al alcalde de Quito, Jorge Yunda, a través de su cuenta de Twitter, el pasado viernes 10 de mayo del 2019.

 

Los obreros que trabajan en el lugar, a bordo de máquinas aplanadoras, niveladoras y volquetas, indicaron ayer sábado, 18 de mayo del 2019, que la obra se extenderá por un mes más y dejar lista la plataforma para futuras obras. ¿Qué se hará allí? El obrero Luis Yanza no lo sabe, pero indicó que en ese terreno lo primero que se hizo fue desbrozar la maleza para efectuar la posterior nivelación del suelo.

 

La ausencia de lluvias en Quito facilitó, en los últimos días, la labor. Quienes transitan por la zona consideraron que es necesario crear un espacio verde bien cuidado para mejorar el aspecto del lugar, el cual luce bastante descuidado y contaminado por el smog de los miles de vehículos que circulan cada día por allí.

 

Varios usuarios de Twitter aplaudieron la iniciativa de Lugo y se ofrecieron a apoyarlo de distintas maneras.

 

Yunda, a través de su equipo de trabajo, también respondió el sábado 11 de mayo: “Estimado Rafael. Le esperamos por favor este viernes 17 de mayo a las 16:00 en la Alcaldía. Nos reuniremos con Marianela Irigoyen, secretaria de Ambiente, Dunker Morales, procurador del Municipio y la persona a cargo de la @Obras Quito“. Y la reunión se realizó, contó Pubenza María Fuentes, jefe de despacho del Alcalde de Quito, e indicó que tras la cita se llegó a la conclusión de que es necesario un estudio técnico, a través del cual se determinará el estado del suelo de ese terreno. 

 

 
Según precisó, los arupos necesitan condiciones de suelo muy especiales para poder crecer. Además, estas plantas no pueden sembrarse solas, sino siempre acompañadas de otra especie.

 

La iniciativa de crear un bosque de arupos se mantiene mientras se realizan estos estudios técnicos. Según la funcionaria, este abogado y escritor recibió la atención que merecía y salió satisfecho de la reunión en la que también participaron algunas dependencias municipales, como la Secretaría de Ambiente, Parques y Jardines, EMOP, Centro de Información del Municipio y Secretaría de Seguridad.

 

Comments

comments